domingo, 11 de agosto de 2013

DEL CANCIONERO POPULAR MEXICANO. Mía nomás.




"MÍA NOMÁS"
Autor: Agustín Lara
Intérpretes: Varios.





Sentida canción del músico-poeta, como era llamado Agustín Lara, que como muchas otras de su autoría aborda el tema de los amores tormentosos, prohibidos, fallidos, mal correspondidos, imposibles y ajenos, a pesar de no gozar del reconocimiento de las grandes canciones de Lara, ni la popularidad de otras, es una pieza que ha sido grabada por diversos intérpretes de variados géneros, Chavela Vargas, Toña la Negra, Pedro Vargas, Pepe Jara, Los Galantes y Chayito Valdez, son algunos de ellos.

Tiene el encanto de las canciones sencillas, sin pretensiones ni ambiciones, una simple historia de amor prohibido que desafía las convenciones y la cordura, para soñar con la posibilidad de ser en todos los sentidos, una historia cotidiana que pasa en todas partes y en todo momento y tal vez por eso, llega al intérprete y al escucha, sí, esa es la principal virtud de la canción, su emotividad de situación límite y desesperada.

De las versiones que conozco, las dos que presento aquí, son de las que más me gustan, porque estas dos mujeres y excelentes cantantes populares, muy populares las dos por cierto, le encontraron la esencia a la canción y la cantan con el alma, como corresponde a tan dolido tema y además, tienen arreglos muy distintos, pero las damas cantantes, destacan sobre cualquier arreglo, los dos son excelentes y pueden pasar desapercibidos, opacados por las dos voces avasalladoras.



MÍA NOMÁS.

Latieron dos corazones
juntando su desvarío,
uno habría de ser tuyo
el otro debía ser mío.

Quiso la vida juntarnos
como el amargo de la miel
nadie podrá separarnos
si tú eres mujer... mujer.

Yo quiero que nunca me dejes
que nunca te alejes de mí,
que sean tus palabras
las dulces promesas que yo te pedí,

Que rasgue tu pecho
la queja de mi alma como una oración
que no me traiciones
que me lleves dentro como una obsesión.

Yo quiero pedirle a la vida
clemencia una vez nada más
y que ella en voz baja me diga
si acaso me ha visto llorar...

Llorar de tristeza, llorar de alegría,
mirándome ajena, sintiéndome mía
pero mía nomás.




No hay comentarios:

Publicar un comentario