martes, 24 de noviembre de 2015

LAS MEJORES CANCIONES DE LA LIBERTAD II.




LAS MEJORES CANCIONES DE LA LIBERTAD II.








TONADA PARA DOS POEMAS DE RUBÉN MARTÍNEZ VILLENA. (Rubén Martínez Villena y Silvio Rodríguez). La tonada para dos poemas... es una canción dedicada a Rubén Martínez y a la vez un homenaje al poeta que en los años 1920 y principios de 1930, combatió a la dictadura de Machado, siendo miembro del Partido Comunista Cubano.

Los dos poemas que Silvio musicalizó son "La pupila insomne" y "El anhelo inútil" y se fusionaron en una canción que parece haber nacido con la letra y la música juntas. Los poemas de Martínez Villena fueron escritos en 1923 mientras repartía su trabajo de poeta y su militancia contra la dictadura indisolublemente unidas.



Silvio Rodríguez actualizó los poemas y los consideró atemporales, como aspiración de todos los seres humanos que sueñan con alcanzar la anhelada libertad, simbolizada una vez más por un vuelo de alas que quieren conquistar el cielo que es lo mismo que la inalcanzable Libertad.
 








PASTILLAS PARA NO SOÑAR. (Joaquín Sabina) Sabina, haciendo honor a su fama de libertino, compuso esta canción en la que reivindica su modus vivendi contra la ideología propagada por los mass media acerca de la vida "sana y ordenada" y al mismo tiempo confronta a la virtud con el vicio, todo esto como pretexto para hablar de la libertad desde un punto de vista poco abordado. Con el sarcasmo que lo caracteriza, aconseja: "no permitir que te despeine el vientecillo de la libertad", "mantenerse dentro de la ley", fundar un hogar seguro" y "consumir pastillas para no soñar".





 



EL NIÑO QUE VOLABA. (Víctor Manuel San José). Víctor Manuel, uno de estos cantores que vivieron la censura y la persecución, estaba en un momento especial de creatividad desbordante, en este estado de gracia, hizo uno de sus mejores discos, favorito de quien esto escribe, "Soy un corazón tendido al sol", con canciones extraordinarias y entrañables como la homónima del disco, "Sólo pienso en tí", "Digo amor y digo libertad y otras como "El niño que volaba".
En ella Víctor Manuel, rescata la muy usada metáfora del vuelo para hablar de la libertad, pero la combina con la niñez, así al niño que es un ser libre por naturaleza, le salen alas en el lugar de sus brazos y al volar, hace lo que le place que es en esencia, ir contra lo acostumbrado, contra todas las convenciones.
Y es tan insólito el niño volador, que despierta la curiosidad de los científicos y la codicia de los millonarios dueños de los capitales globales, quienes al fin lo atrapan y al tiempo que se libran de su amenaza, que es la amenaza de la libertad, lo exhiben como rareza de circo y ganan algunos dólares más, como suele suceder con muchos símbolos y movimientos libertarios que terminan siendo vendibles.






TRATANDO DE CRECER. (Fito Páez). De la autoría de Páez, quién en esos tiempos tenía sólo 19 años y ya era un genio hacedor de canciones, "Tratando de crecer" es una especie de himno libertario, como muchos de la época, canciones que hablaban de la libertad sin mencionarla para poder burlar a la censura que los militares imponían tan férrea, como ridículamente, porque los compositores se burlaron una y otra vez de ellos con textos que los censores no entendían pero los melómanos sí.
El discurso es tan sencillo como ingenioso: la fé, la emoción, la gratitud y la esperanza, como sinónimos de la libertad y frases que invitan a no rendirse " voy tratando de crecer y no de sentar cabeza" o "todavía hay mucha gente que está viva" y la muy clara "Multiplicar, es la tarea, es la tarea" y así el gran Fito creó una de sus más grandes canciones, que reinventó Baglietto y a quien todo el mundo identifica con ella, tal y como si fuera propia.
 









ESTAS ALAS NUEVAS. (Víctor Heredia). Una más de Víctor Heredia, un cantor que en cada línea que escribe alude y convoca a la libertad, perteneciente a una generación que tuvo como su máximo anhelo, su mejor sueño y su más generosa utopía: un mundo con libertad, signifique lo que signifique, aún en el entendido de que no hay libertad perfecta ni absoluta.
Utilizando el vuelo como la metáfora más socorrida para hablar de la libertad, Heredia se refiere a una libertad por la que lucharon otros que no pudieron ver el fruto de sus esfuerzos, "los que se fueron y ya no están", esa herida sin sanar que aún lastima a los argentinos, uruguayos y chilenos, víctimas de persecusión y desapariciones, en los años setentas, cuando estás tres naciones fueron gobernadas por dictaduras militares, promovidas por la desquiciada fobia anticomunista de los gobiernos norteamericanos.











D.L.G. (Fito Páez). Dicen los enterados que D.L.G. significa Día de los "grones" y que es un juego de palabra que quiere decir negros, invirtiendo las sílabas, el mismo Páez afirma que esta pieza de su multi aclamado y celebrado "Giros", sí, el mismo de "Yo vengo a ofrecer mi corazón", "Cable a tierra" y también "11 y 6", es una canción para los desventurados del mundo. Páez dice que ésta canción tiene que ver con la Revolución, con el día en el que los de abajo, le den vuelta al mundo, pero también con el apocalipsis o el día último, el de la destrucción total. Pero también estaría haciendo referencia a las utopías milenaristas que conciben el cambio como destrucción, limpieza o purificación, para comenzar desde cero, con lo aprendido para no volver a errar, pero el caso es que Fito hizo una canción que de un modo u otro, habla de la libertad, o del momento de la liberación, sin mencionar la palabra ni una vez, tan sólo con imágenes contundentes y bellas, de esas que poblaban la mente del Fito Páez juvenil.










LA QUE GUARDA LA NOCHE. (Patxi Andión). Grabada en "El balcón abierto" disco de 1986, La que guarda... es la canción más directa acerca de la libertad que ha escrito Andión, porque habla específicamente del preciado bien y es necesario hacer la aclaración, porque toda la obra de Parxi alude invariable e instintivamente a la libertad.


La que guarda... es un intento por definir a la libertad, en principio como protagonista de su quehacer artístico y después, como eso intangible que es omnipresente y omniciente.


Que está en todas partes y conoce todo, que tiene una liga muy estrecha con lo que es justo y la injusticia, que es amparo, refugio y esperanza y un detalle de gran originalidad, Patxi Andión, define a la libertad como pesadilla perseguidora de quienes habitualmente la persiguen y desearían erradicarla del planeta. 
 









MÍRALO DE ESTE MODO. (Víctor Heredia) Víctor Heredia tiene ya una larga carrera como cantautor y sus temáticas recurrentes son la libertad, el amor y la esperanza, militó en el Partido Comunista Argentino y vivió la persecución y censura de las dictaduras militares, incluyendo desapariciones de seres queridos, razón por la que también ha sido un defensor de los derechos humanos y las libertades.

El tema de la libertad y sus distintas acepciones, significados y modalidades, es uno de sus preferidos e himnos libertarios como este tiene varios, con ese tono soñador y perseguidor de la utopía; con la idea de la libertad como bien común que se conquista en común, pero además que se conquista con alegría, sin ese tono del mártir, tan socorrido por otros que entienden al sufrimiento como inevitable para conseguir todo lo bueno.










VUELOS. (Fernando Delgadillo). "Vuelos" es una canción típica de él, con una idea clara, un desarrollo coherente y una forma del discurso por alguna razón conmovedora, el tema es por supuesto la libertad, como el bien preciado que deseamos y tememos, porque vivimos tan privados de ella que cuando la tenemos al alcance, nos cuesta dar el paso hacia ella, una contribución más a la gustada serie dedicada a las canciones que cantan, exaltan y animan a luchar por la libertad que todos merecemos y podemos alcanzar de un modo o de otro.
La idea fundamental que maneja el trovador es la perseverancia para buscar el bien preciado y el derecho inalienable de buscarlo, contra todo y contra todos los que de un modo u otro quieran impedirlo, resumido en la frase " no te dejes vencer, no le des ese gusto a nadie".
 









DESDE MI LIBERTAD. (Danilo Vaona y Víctor Manuel San José). "Desde mi Libertad", es la declaración angustiada pero esperanzada de ruptura con el pasado de sometimiento y renuncia a la identidad propia que hace una mujer en nombre de todas, es la declaración de independencia y el reclamo de libertad de una mujer, que sólo tiene para alcanzarla, sus deseos y su conciencia, contra todos los prejuicios, inercias y esquemas estúpidos y retrógrados, la frase "nunca me enseñaron a volar, pero el vuelo debo alzar", resume el proceso de cada mujer y del género entero, por romper esos esquemas, aparentemente tan frágiles porque solo son ideas, pero tan fuertes, por su permanencia en la Historia y su arraigo por medio de la educación, apareció en el álbum "Ana" (1979) de Ana Belén, uno de sus discos más frescos y cargados de amor y aires libertarios. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario