viernes, 24 de febrero de 2017

POESÍA Y MÚSICA. No vayamos a irnos sin el mar.




ARTURO MEZA
"No vayamos a irnos sin el mar"
1984





Arturo Meza dejó su pueblo mágico como todo su Estado, una de las regiones mexicanas más tradicionales, con menor penetración de la modernidad y el progreso, llegó a la capital como muchos provincianos a ampliar sus horizontes, los de él eran los del arte y la música, en Tocumbo tocaba música folclórica y norteña pero cuando llegó a la Cd. de México, ya había escuchado otras cosas y lo habían permeado otras influencias, otras inquietudes y otras lecturas.

Allí y en el año 1984, publicó el primero de una larga serie de discos como solista que a la fecha son varias decenas, en ese primero las letras fueron textos de los grandes poetas prehispánicos, Nezahualcóyotl, textos huexotzincas y tradiciones orales recogidas por los hispanos cultos que llegaron en los primeros años de la conquista.





El trabajo de investigación y recolección de textos incluyó a Alva ixtlixóchitl, Miguel León Portilla, Garibay, Sahaún, José María Vigil,  canciones como "Canto por niño" tienen un texto que proviene de la selva lacandona, otros textos provienen de la sabiduría Kobda que aparece muchas veces en sus canciones posteriores.






Los músicos participantes fueron además de Meza quien tocó varios instrumentos (tiple venezolano, mandolina, guitarra, tambor rarámuri, sonajas, teclados y voz):

Alejandro González: Tambora
Julio Sandoval: bajo
José Luis Fernández Ledezma: teclados
Octavio Patiño: sax
Jesús Aguilar Pamil: trombón:
Juan Wolfgang: cello y bajo
Carmen Leñero: voz

Después de haber participado en grupos de Rock Progresivo como Decibel, empezó a delinear los rumbos de su quehacer musical, canciones de rock urbano, canciones con música medieval, electrónica, prehispánica y folclor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada