sábado, 16 de julio de 2016

CANCIONES FAVORITAS. Pero no te extraño.



Pero no te extraño
Autora: Liliana Felipe
1996


Liliana Felipe tiene una imaginación, una creatividad, un humor y una sensibilidad poética que no son fáciles de encontrar en otras compositoras de canciones, no todas son fáciles, más bien son pocas las ligeras y fáciles de entender en su asunto o mensaje.

En el 1996, se publicó el disco que se llama "Oh noche" con canciones de Liliana, voz de Eugenia León y acompañamiento de Dimitri Dudin, de entre las canciones del disco de pronto me saltó la letra de "Pero no te extraño" que Liliana grabó en alguno de sus discos y que no conozco, la escucho en la grabación de Eugenia con canciones de Liliana y la otra versión que me es familiar, es la de Susana Zabaleta ("Para darle cuerda al mundo" 2007), otra de las intérpretes fieles a las canciones de la señora Felipe. 

Liliana tiene una habilidad o don que le permiten fusionar el lenguaje cotidiano, los dichos populares y las expresiones muy locales con la poesía, ese sentido que no se compra ni se aprende, parece que es divino y de nacimiento, es también algo que aparece solo en las letras de la compositora, pianista, cantante y teatrera avecinada en el bello Coyoacán.

"Pero no te extraño" es un poema de amor, de soledad, de dolor, de miedos, alucinaciones, sentimientos y emociones al tiempo que es una canción con música muy ad hoc al asunto, el ambiente y lo que dice Liliana, aunque tal vez habría que cambiar por descarra en vez de decir.

Esta puede ser la característica principal de la bella canción, es un grito desgarrado y doloroso pero al mismo tiempo, es también rebelde, de esa rebeldía que suele ser el resultado o tal vez complemento del dolor, la necesidad de rebelarse contra el dolor injusto e irremediable que se nos aparece en la vida con cierta regularidad.

 

PERO NO TE EXTRAÑO.

Pero no te extraño, hay veces que sueltan
dentro de mi cuerpo todos los delfines y
dos lobos marinos y como diez pinguinos
a hacer de las suyas creyéndome tuya.

Y yo no te extraño me dá mucha sed
hasta que las bestias se duermen al bies.



Y me duermo sola, sin piyama en bolas  
como la Inesita, que dormía sola y  
dicen los que la aman yo, yo digo que dicen
los que no pudieron meterse en su cama  
yo creo que Inés quiere dormir sola aunque un regimiento 
se postre a sus pies que es distinto a vos, 
porque esto es de a dos, con tu regimiento me agarra la tos.


Pero no te extraño, deben ser los años o los desengaños, 
los lobos marinos que que comentan siempre no es, 
nuestro desatino y yo no te extraño, estoy como el caño
el caño de un baño, mojada por dentro y seca al revés
Mejor me retiro, te mando un suspiro
repleto de a veces de amor y trasluz
para cuando quieras elegir amores
sin promiscuidades como el avestruz
que come y te traga y esconde el pescuezo
como si no más le cantará yo a eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario